Orientado internacionalmente - arraigado regionalmente

El Grupo Craemer tiene actividad internacional con cuatro centros de producción europeos, una red mundial de oficinas de ventas propias y socios de ventas.


Red europea

El Grupo Craemer tiene actividad internacional con cuatro centros de producción europeos, una red mundial de oficinas de ventas propias y socios de ventas. Al mismo tiempo, su sede central, la Craemer GmbH, sigue firmemente arraigada en Westfalia del Este, Alemania. Aquí, además de las actividades comerciales de conformado de metales y procesamiento de plásticos, se ubican las operaciones centrales del grupo: investigación y desarrollo, construcción y el propio departamento de fabricación de herramientas de la empresa.

Expansión continua

Desde mediados de los años 90, Craemer ha ampliado constantemente su compromiso internacional en Europa y con ello ha abierto nuevos mercados en cooperación con clientes y socios. En 1997 Craemer inició la producción en la nueva fábrica de metal en Eslovaquia. Después de varios años de actividad con dos compañías de ventas en Gran Bretaña, el grupo lanzó una instalación británica de moldeo por inyección de plásticos en 2006. Desde 2009, el grupo también cuenta con una filial de ventas independiente en Francia y desde 2014 en Polonia con una sucursal, ambos para la comercialización del programa de plástico de Craemer. En 2015 Craemer adquiere una empresa de transformación de metales bien establecida en la ciudad alemana de Attendorn (distrito de Olpe, región de Sauerland) y en 2018 abrió una sucursal en los Emiratos Àrabes Unidos, así como una compañía de ventas independiente en los Estados Unidos – las dos últimas para la distribución de productos de plástico.

De mente abierta y progresista

Las plantas de producción europeas y la red de ventas internacionales de Craemer son sinónimo de orientación al cliente, alto rendimiento económico y capacidad competitiva. Constituyen una base sólida para futuras tareas y nuevos retos globales.